Conversación cafeteril





-Murciégalo: Pero señoras,¿cómo van a pagar 10 euros por ir a ver a Chenoa?

-Cobayas: No tía, pero es que no sólo viene ella; viene Melocos, Emilia de Poret, MC FLY, Efecto Pasillo....

-Murciégalo: Pero en serio, ¿por qué no se gastan los 10 euros en droga?

-Cobayas: ¿¿Me vas a decir que te parece caro con la cantidad de gente que va??

-Murciégalo: No es la cantidad, es la calidad

- Cobayas: Si, claro, como tú.. que te gastas 40 euros en un concierto de un grupo que no conoce nadie......



¿¿¿¿CÓMO OSAN COMPARARLOS CON CHENOA????, ¿¿¿¿CÓMO OSAN????

Ahí va un directo en estudio.......

Morirse de asco






¿Han oído alguna vez la expresión "Morirse del asco"?. Normalmente se aplica a situaciones de largas esperas en las que nos aburrimos como ostras, situaciones monótonas que nos agotan mentalmente y nos hacen replantear el sentido mismo de la existencia. Pero mi pregunta va más allá de la irritación o malestar que esto pueda provocar, pues lo que realmente quiero mostrar aquí es que, al igual que los elfos de J.R.R. Tolkien mueren de pena, uno puede morirse físicamente de asco.



Tal revelación la experimenté en la pasada visita a una depuradora de aguas residuales.

Bien, cuando vas de visita a Kalise, te dan helados y cuando vas a Sandra, yogures. Yo no quise plantearme qué nos regalarían en esta excursión.



Dejando de lado estas nimiedades, explico cómo se muere uno de asco:



Una depuradora de aguas residuales tiene, entre otros objetivos, conseguir un agua apta para riego. Para ello es necesario separar "los lodos"( vamos, la mierda de toda la vida) del agua. ¿Se pueden aprovechar los lodos?, se preguntarán. Sí, y de hecho lo primero que se hace es pasarlos a una cámara que los concentra llamada "espesador de fangos". Yo tuve el privilegio de ver el espesador desde arriba, en todo su esplendor y puedo jurar que la gran masa de mierda se movía, haciendo creer que de un momento a otro Gozilla emergería para enmierdarnos. Ante tal contoneo, alguien preguntó que si los lodos se movían porque había agua y la respuesta del ingeniero fue:


-No, lo que mueve los lodos son burbujas de aire, por lo que si cayeras en la cámara, no flotarías, te hundirías.


Después alguien preguntó qué profundidad tenía la cámara, que es la suficiente para morirse del asco respirando o tragando mierda.





Lo que es y lo que no es



Lo que es:




-Que la historia siempre se repite.


-Que Venus gira al revés.


-Que pocas cosas son importantes.


-Que la mancha roja de Júpiter es en realidad una tormenta dos veces el tamaño de la Tierra.


-Que en momentos desesperados siempre se recurre a Dios.


-Qué sólo vemos una cara de la Luna.


-Que estamos solos.


-Que Plutón incumple una de las normas para ser llamado Planeta, luego al igual que Ceres y Eris, sólamente es un Planeta Enano.


-Que cualquier día dejamos de existir.


-Que sólo Titán, una de las Lunas de Saturno, posee una atmósfera significativa.


-Que tu vida no vale más que la de un vietnamita, filipino u hondureño, que muere ahogado en una tormenta tropical.


-Que en el centro de nuestra Galaxia, hay un agujero negro supermasivo.


-Que el amor es la mejor y más peligrosa de las drogas.


-Que si fuera inmortal y tuviera dinero, te llevaría a ver las 63 Lunas de Júpiter.


-Que todo lo que entra en un agujero negro, acaba saliendo en forma de radiación.


-Que un agujero negro se extingue tras millones y millones y millones de años.


-Que no podrías ver un agujero negro porque absorbe la luz. Sólo podrías sentirlo.


-Que el tiempo es relativo.


-Que sólo vales lo que tú creas que vales.




Lo que no es:




-Que somos felices.


-Muse-Yo-Barcelona. Eso, eso nunca será.




Mister Economía

Bien, esta entrada va dedicada al "teacher" de una de las pocas asignaturas que ha despertado mi atención durante los años de carrera: economía y organización de empresas.

Dejando de lado a F., la líder superdotada de una secta, casada con su propio profesor y a M., un tío canarión y aplatanao que inventó una fórmula en los EEUU y que viste de chaqueta, camisa hawaiiana, gorra amarilla de Kalise y cholas de playa para dar clases (eso sí, tiene un descapotable), paso a describir al profesor de economía.

Para empezar te diré que quien imparte la asignatura es un espécimen de unos 35-40 años, atlético, dinámico, irónico, culto e hiperactivo, que deja entrever, sólo a medias, una deliciosa excentricidad. Es la típica persona con la que te gustaría irte de cañas, porque intuyes que tras esa distancia profesor-alumno que tiene que guardar, se esconde alguien lleno de matices, que atrae a todo lo que se le acerca. No soy la única que dice que si tuviera unos cuantos años menos estaría totalmente dentro del "mercado", nunca mejor dicho xD. Lo curioso es que no es guapo, es la forma de gesticular que tiene lo que le hace atractivo.

Lo poco que sé de él es de oídas y también por el escáner que le hice a su despacho, cuando fuimos hace un par de días, mi grupo y yo, a una tutoría. Los resultados de la investigación a la que el susodicho se ha visto sometido por mi parte, es la siguiente:


-Hace o le interesa el Aikido:


Por definición, "La búsqueda de la armonización de situaciones de conflicto, en vez de la destrucción o derrota del oponente" debe gustarle, ya que tenía un folleto informativo de este arte marcial encima de la mesa. Además, el cuerpo definido que posee no será producto de la magia.


-Viaja con frecuencia:


A menudo viene su sustituta diciendo que el Míster está fuera y por lo que he oído, trabaja en proyectos de colaboración con África, de ahí que el tipo sepa francés ( sí, cuando le hablas en clase y no te entiende, te dice
excusez moi?) e inglés ( do you know what I mean?, what do you thing about it? son sus frases más características, que te las suelta con un acento envidiable). Para más inri, cuando vas al despacho te escribe lo que tienes que hacer del trabajo en la lengua de "chéspir"...pero sin quedar soberbio, natural él.. como si aquí todo dios dominara el idioma.


Otro asunto es el tema de la pequeña maleta con la pegatina roja de facturación que había bajo su mesa. ¿De dónde vendría?. El otro día preguntó en clase si alguien había estado en Copacabana comprando cocos...seguro que ha estado por allá...



-No está casado:


Al menos, no tiene anillo. Además, es un tio tan inquieto que resulta difícil imaginárselo con familia.



- No se pronuncia políticamente:


Lanza preguntas al aire como ¿Ven fallos del gobirno en la economía?, ¿cuánto tiempo creen que durará la crisis?, ¿creen que es bueno el abaratamiento del despido?, pero nunca las contesta o lo hace con un "right", para él todo lo que digamos es "right" porque somos pocos, mudos y cuando alguien habla, el pobre se emociona. Aún no he conseguido saber a quién da su voto. Eso sí, lee el País, así que ya me da una idea :P



- La iglesia se la reflanflinfla:


Como debe de ser. El otro día comentó que en la publicidad del chocolate, se suele utilizar el factor "elemeto pecaminoso" para atraer y dijo: "Bueno, eso atrae sobretodo a jóvenes y a todo aquel que crea en el rollo del pecado".




Ahora bien, toda esta admiración se vino abajo cuando en una de sus tutorías, al hombre le dio por eructar. Sí, lo hizo. Para evitar reírme miré al suelo y me dije "Piensa cosas serias". Cuando lo primero que me vino a la mente fue mi cobaya, fue peor el remedio que la enfermedad. Gracias a Dios, pude mantener el tipo.