Hypokrisis


Conocer gente y ampliar tu círculo social es algo bueno. Lo malo viene cuando más de la mitad de ellas demuestran ser ratas envidiosas descontentas con sus vidas, que necesitan nutrirse de cotilleos para intentar tener una existencia más o menos animada. Qué decepción descubrir que la mayoría somos hipócritas en potencia, pero ojo, unos muchísimo más que otros.

El otro día estaba tomando una cerveza en Praga con dos compañeras hablando de éste mismo tema. Se jactaban de ser sinceras, directas y de no callarse ante injusticias. Muy loable todo, en apariencia. Yo reconocí, sin embargo, que no suelo decirle a nadie lo que tiene que hacer porque simplemente, me importa un carajo cómo decida cada cual manejar su vida. Yo no nací para dar clases de moral y además, odio hasta límites insospechados que me digan cómo tengo que actuar, a no ser que pida consejo.

En medio de la conversación, una de ellas soltó:
"No, porque X es una guarra porque le pone los cuernos a su novio, y yo no la critico, pero es que eso es de guarra y punto". Mientras veía cómo se movían sus labios pronunciando tales magnánimas palabras, tuve que bajar la mirada de la vergüenza ajena que me dio oír aquello. Verán, ella se enrrolló con un chico que no era su novio, precisamente. !!Oh¡¡, grandes respuestas se me ocurrieron en una fracción de segundo seguidas de un Zas en toda la boca con voz en off. Y no hubiera estado fuera de lugar porque se lo habría escupido a la cara. Sin embargo, callé. ¿Cómo coño se le ocurre criticar lo que ella misma hace?. Es una contradicción en sí misma.



La otra compañera, sin embargo, pecó de cultureta. Dijo algo que me dolió mucho: que el sur de España está lleno de analfabetos e incultos, y que por eso el país va como va. Probablemente tenga razón, yo no estoy al tanto de las estadísticas, pero alguien que no sepa cuál es la bandera de Rusia, Corea del sur o, lo más grave, la de Japón, no debería permitirse ese tipo de comentarios. Tuve que explicarle además qué significaba la trata de blancas. Jamás había oído tal cosa. Creo que hasta la asusté. Y yo no es que sepa mucho de todo y reconozco que he pegado grandes cagadas como decir que Murcia estaba en Andalucía (era joven) y mil cosas más, pero el as que escondo debajo del brazo es hablar poco y criticar menos. Así, no propago mi ignorancia a los cuatro vientos, sólo a mi círculo más cercano xD. La parte negativa, claro está, es que doy la imagen de persona sosa y antisocial. Para mi sorpresa, a nadie le gusta la gente que habla demasiado poco...creo que damos algo de desconfianza ¬¬ jo jo. Reconozco que a mi me encanta la gente que habla mucho pero sabiendo lo que dice.


Por cierto.... la persona más culta que conocí, era de Cádiz.......
Cada día me dan más miedo las mujeres.....
La bandera de Japón en guerra mola más que la otra.....
Buéh, ya me he quedado agusto con la crítica destructiva que he escrito. Qué coño, es mi blog y escribo lo que me sale de los huevos. Nunca dije que fuera una buena persona... ;)