Tamarán


Lo confieso, me ha dado un ataque de patriotismo que ni yo misma me puedo creer. Y no de esos que te hacen gritar: ¡Viva España!; ese subidón ya lo tuvimos todos con el mundial de fútbol, que hasta el más comunista, nacionalista, antisistema y gilipollas salió a la calle con la cara rojigualda. Hablo del pedrusco en el que vivo: ¡qué bonita es mi isla, cojones!. Y es que no tenemos que envidiarle nada a nadie en general. Y que yo diga ésto, es raro, pero será que he vuelto hace poco, que me hago vieja o que últimamente me dedico a explorar rincones hermosísisisisimos de la ínsula o que a todo ello se le sume que me esté leyendo un libro sobre aborígenes... y qué mal sabor de boca cuando al final ésta gente de castilla nos invade.. pero les costó a esos mamones, !!CABRONES¡¡....... ajajajaajajajajja. Si estoy hasta pensando en ponerle nombres aborígenes a mis hijos (no, esto es coña).

.
"...pero es toda Tamarán la que sufre cada vez más frecuentes visitas de naves extranjeras. Algunas vienen a comerciar, pero otras vienen a buscar esclavos, a llevarse a nuestros hombres y a nuestras mujeres. Ese es el motivo principal por el que deseamos una Tamarán unida y fuerte. Nuestro pueblo siempre fue generoso con el que desde lejanas tierras llegó hasta aquí, pero esa generosidad ha sido malinterpretada. Nos creen débiles y hemos de demostrarles que están equivocados. Tamarán responderá al saludo amistoso con el saludo amistoso, pero a las armas sabrá responder con las armas...."
Atacayte