De por qué Nietzsche me pone burra




El otro día vi un sacerdote hablando por la tele que recomendaba no leer a Nietzsche, porque la gente que lo hace acaba con depresiones. Y cuánta razón tenía el hijo de puta con sotana, ¡pero qué grandiosas y reveladoras depresiones¡. Leer a ese hombre me excita y la pena es que por muy sabio que éste fuere, no consiguió cargarse la plaga del cristianismo. No creo que ésto haya sido fracaso suyo, sino que los niños de hoy en día ven un libro y piensan que es un bicho, o si se leen alguno es alguna mierda comercial que va  de espadas y dragones y que en definitiva, no te enseña nada, o bien alguna novela de amor que nos hace recordar a las mujeres que necesitamos de algún tipo de hombre que nos salve de nuestra soledad y miseria, porque estar sola y no encontrar al "hombre de tu vida" es, sin duda, la peor tragedia existente en el mundo mundial. Que le recuerden ésto a los niños esos negros que salen por la tele con el estómago hinchado... que tienen que encontrar al hombre de su vida. Pero... ¿a quién le importa esa gente?. A mí no. Si me importaran no estaría gastándome mi dinero en alcohol todos los fines de semana en vez de destinarlos a alguna obra benéfica. Acallo mi remordimiento de conciencia pensando que mi madre es una mujer religiosa y que sus plegarias valen por tres de las mías, así que no es tan malo que todo me importe un carajo (nótese, por favor, la ironía de éste comentario).

Pero hablaba de Nietzsche, y dejo la crítica social para otro momento porque la mayoría de la gente no merece ni crítica ni mucho menos algún crédito. Dejo aquí el fragmento de lo último que me he leído de él. Éste hombre es un sátiro, un bufón, me hace reír a carcajadas. Es, como se describe él a sí mismo, un inmoralista.

...[ Y se cuenta el tiempo desde el dies nefastus en que empezó esa fatalidad,-¡desde el primer día del cristianismo!-¿Por qué no, mejor, desde su último día?-¿Desde hoy?-¡ Transvaloración de todos los valores!...]



Ley contra el cristianismo

Dada en el día de la salvación, en el día primero del año uno (-el 30 de Septiembre de 1888 de la falsa cronología)

Artículo primero: viciosa es toda especie de contranaturaleza. La especie más viciosa del hombre es el sacerdote: él enseña la contranaturaleza. Contra el sacerdote no se tienen razones, se tiene el presidio.

`[Artículo segundo: toda participación en un servicio divino es un atentado contra la moralidad pública...]..[...lo que hay de criminal en el ser cristiano crece en la medida en que uno se aproxima  a la ciencia. El criminal de los criminales es, por consiguiente, el filósofo.. ] (nótese cómo le da leña a Kant)

Artículo tercero: el lugar maldito en el que el cristianismo a encovado sus huevos de basilisco será arrasado, y, como lugar infame de la tierra, constituirá el terror de toda posteridad. En él se criarán serpientes venenosas.

Artículo cuatro: la predicación de la castidad es una incitación pública a la contranaturaleza. Todo desprecio de la vida sexual, toda impurificación de la misma con el concepto "impuro" es el auténtico pecado contra el espíritu santo de la vida.


Artículo quinto: comer en la misma mesa con un sacerdote hace quedar a uno expulsado: con ello uno se excomulga a sí mismo de la sociedad honesta. El sacerdote es nuestro chandala; se lo proscribirá, se lo hará morir de hambre, se lo echará a toda especie de destierro.

Artículo sexto: a la historia "sagrada" se la llamará con el nombre que merece: historia maldita; las palabras Dios, salvador,redentor,santo, se las empleará como insultos, como divisas para los criminales.

El Anticristo
Friedrich Nietzsche



Me encantaría leerle éstas mierdas a los progres veinteañeros de turno que van con pancartas anarquistas-comunistas-socialistas, con el pelo a lo punki de diversos colores que afirman no creer en Dios e insultando a todo aquel que cree en él. Lo más ateo que habrán visto en su vida será La Sexta. A mí ésta gentuza progre me da más asco que un sacerdote, si es que eso es posible. Bueno, habrá algún siervo de Dios con cabeza, buena gente y simpático y como ésta gente es de letras y sabe de filosofía, hay que temerlos, no hay enemigo peor, !sacerdote y encima simpático¡. Acabarás cayendo en sus redes. Al lado de los progres como Olvidito Hormigos, ésta gente es Belcebú en persona.......escupen azufre por la boca....¡huid !


Me encantaría que me viera un loquero. He perdido el contacto con la realidad y a cada libro que leo lo pierdo más. No he sido más feliz en mi vida. Os amo. : *