Conversaciones pre-examen


Llegué a la universidad hoy con el estómago jodidamente descompuesto. Aunque había conseguido que hacer el último examen de la carrera me importara una mierda y permanecí toda la mañana con nervios de acero, parece que se me da mejor controlar la mente que el cuerpo. La verdad es que llegué a la uni cagándome. Lo primero que hice al aparcar el coche fue ir al baño. Por el camino me encontré a una compañera mía que no esperaba ver allí. Ante tal sorpresa le grité desde el otro lado del patio: "¿qué haces aquí?", pero ella hizo una mueca extraña como saludo y siguió a su destino con prisas. De la misma forma me dirigí yo al WC: con prisas. Cuando salí del baño habiendo hecho de vientre, me encontré de nuevo a Garlene.

Garlene: ameegaaaa joder, antes no te saludé en el patio porque iba yendo al baño a cagar y no podía decirte delante de todo el mundo que iba a cagar.
Yo: ¿cómo, tú también?
Garlene: ¿acabas de cagar amiga?
Yo: sí, amiga, tengo el estómago descompuesto. Pero, ¿ por qué te fuiste a aquel baño tan lejos?
Garlene: porque aquel baño es enormeeeeeeeee y cuando cagas parece que huele menos.

Gran estrategia donde las haya. El baño en el que acababa de deponer era muy pequeño y cuando oí risas fuera de éste mientras estaba a lo mío, tuve miedo de que alguien entrara y me descubriera con el pastel. Realmente el aire se había vuelto denso en aquel baño. Era como si hubiera aparecido alguna suerte de presencia maligna.

Mientras hablaba con Garlene y me tocaba el estómago como signo de que me dolía, nos abordó nuestra amiga Mara.

Mara: amiga, ¿ qué te pasa?, ¿te duele el estómago?
Yo: sí amiga, me acabo de descomponer toaaa.
Mara: ay, amiga. Yo cagué en mi casa antes de subir a la uni y cuando llegué a la uni tuve que volver a ir al baño.


Conclusión: cuando las mujeres permanecen juntas mucho tiempo se les sincroniza el periodo. A nosotras se nos sincronizan otras cosas.







¿Me habré enamorado yo?,¿puede ser eso posible?



Y es que la duda me corroe. Llevo casi dos años manteniendo contactos esporádicos con H, que para abreviar diré que espero que sea el padre de mis futuros vástagos hispano-persas, si es que esa palabra existe. La pasión española y el misterio de oriente medio mezclados, formando una  raza superior que destruya el mundo AHAHAHAHHAHA. Mis hijos hablarían 4 idiomas de fábrica. ¿Qué coño?, ¿por qué no?, ¿por qué no puede ser?. Lo que me separa de este futuro es una cosa importante: conocer en profundidad a H. Es algo que necesito hacer. Realmente no sé cómo puedo echar de menos a alguien al que apenas conozco. Sólo sé que para mí bastó mirarle a los ojos y una pequeña conversación para saber que era diferente del resto. Es diferente del resto, para bien o para mal.

Me da miedo que se haya diferenciado tanto del resto que sea incapaz de mantener contacto con la realidad y que no me deje entrar en su mundo de alfombras persas voladoras. Es un soñador, se pasa el día soñando. Mucho más que yo, y yo ya de por sí sueño mucho. La gente más inteligente es la que está más loca. ¿Cómo no voy a querer a un loco?. Sé que seríamos una mezcla explosiva. Él lo sabe y yo lo sé. Me da miedo lo que pueda pasar. Es un sádico. Yo también. Acabaré sufriendo. Quiero que me haga sufrir. Quiero que me quiera...quiero quererle y odiarle y que me odie....¿qué quiero realmente?....... Quiero conocer a H, con todo lo que eso implique, con todas las consecuencias.

Sí, joder.... debo de haberme enamorado sin darme cuenta.....yo no quería... pero apareció un día en aquella clase....aquel tipo oscuro que no encajaba allí, aquel tipo raro que habló de sí mismo delante de todos como si al resto nos importara su vida. Y no me importaba un carajo... pero poco a poco... sí....empezó a importarme......y a aparecérseme en sueños... y yo en los suyos......atravesé medio país para verle....y éste verano hubiera atravesado parte del mundo en avión si él hubiera querido..........sólo para conocerle....... sí....... como la última vez que le vi.......llegué allí fingiendo desinterés........pero él sabía que mentía.......¿cómo no lo iba a saber?.........el sabía que yo había ido allí a encontrar mi destino....... aquel que ya había encontrando un día en un pueblo de mierda...... al que llegué huyendo de una vida vacía........pero allí estaba él.....en la misma situación que yo.........con H sobran las palabras. La próxima vez que le vea no hablaremos. Hablar no sirve de nada. Es algo superfluo.

Ojalá hubiera sabido en aquel entonces que había encontrado mi destino y que no tenía que seguir buscando más.

Pase lo que pase a partir de ahora, H es ya, sin ninguna duda, parte de mi existencia.

Estoy empezando a brillar otra vez.